10/18/2009

CERRADO SIN MELANCOLÍA

Ya no te idolatro
hace tiempo que dejé esa práctica.
Ya no duermo sin paracaídas
ni me levanto a mirar el mundo
a través de tus ojos
ni escucho llover para sensibilizarme.
Hay días en que la hartura
me devuelve a mi condición humana,
podría escribir una novela
de cómo muerdo los bordes
de tu ombligo
antes de caerme entre tus piernas
pero creo que dirán que es pornográfica.
Hace tiempo que ruedo por el mundo
a una velocidad mínima
los años pasan
y los deslices de tu piel
aún tienen aquel brillo.
Escucho a los poetas
enjuagarse la boca
con la desorientación de un discurso
podrido
no seré ese poeta
que por las noches
surca, es su automóvil,
las calles atestadas
de autómatas.
Mis versos no valen
el precio de la insumisión
otra máscara
otra pose
¡qué importa!
¡qué carajos importa!
la palabra es la nada
nada son los actos
me calzo los anteojos oscuros
que devuelven la luz mortecina
la radiografía
está velada por el prejuicio
yo me levanto cada día
imaginando otra vida
que espío
que expío
los dedos temblarán
cada vez que tus senos les sonrían
pero, como dije,
no soy idólatra
apenas
alguien
que se ha cansado
de tanta pátina
y ahora fuma
en la oscuridad
con las ventanas abiertas.

Jorge Alberdi, octubre 2009
http://ventrlocuo.blogspot.com
http://ventrlocuo.blogspot.com/2009/10/cerrado-sin-melancolia.html

4 comentarios:

Anónimo dijo...

Escucho llover para intentar sensibilizarme, miro películas de esas que supuestamente fabrican sentimientos. También, intenté con lecturas tipo Zen, oso yoyo Osho.
Nada me ha resultado efectivo, estoy re muerta.
Esto no es grupo de ayuda, pero me surgió comentar.
Están buenos los relatos futuristas también. Un saludo.

Anónimo dijo...

lástima tu anonimato. impide asociarnos. Nadie está tan muerto.
Gracias. JA

Kio dijo...

Escucho llover para intentar sensibilizarme, miro películas de esas que supuestamente fabrican sentimientos. También, intenté con lecturas tipo Zen, oso yoyo Osho.
Nada me ha resultado efectivo, estoy re muerta.
Esto no es grupo de ayuda, pero me surgió comentar.
Están buenos los relatos futuristas también.
Otro saludo, ahora no "anonimado".
Volví porque me queda muuuuchos por leer.

notelodigo dijo...

me quede perdida en la frase sobre como mordes los bordes del ombligo...me parecio de una sutileza exquisita, de una entrega brutal,dedicarle tu amor y tu deseo al ombligo,implica amar cada centimetro de esa persona, y me emociona algo asi...
Tal vez fueras de los sapos que querria besar,si no viviera ya con uno, jajaja...